ENTRADAS

>
entradas

Cuidado del material estéril

Noticias ISM
Cuidado del material estéril

Una vez finaliza el proceso de esterilización y el material esterilizado entra en contacto con el medio ambiente, comienza una nueva etapa del proceso de esterilización que es la vida útil del producto estéril.

La vida útil de un producto estéril es el tiempo que transcurre desde que es procesado hasta que se utiliza o hasta que alcanza la fecha de caducidad, momento en el que debe ser retirado para volver a ser esterilizado, si es un producto reutilizable o desechado si es de un solo uso. Esta etapa del proceso de esterilización, vida útil del producto estéril, va a depender directamente de cuatro cuestiones fundamentales: la manipulación del producto, su transporte, su almacenamiento y su correcto uso, independientemente del sistema que se haya utilizado para la esterilización del material.

La manipulación, el transporte, el almacenamiento y el uso adecuado del material estéril dependen en una parte importante del personal que lo produce, y éstos a su vez de todo el personal involucrado en el cuidado y tratamiento de los pacientes y el que maneja en los centros sanitarios este tipo de material. Debido al número de personas que participan en esta fase del proceso de esterilización, a los distintos lugares donde debe ser enviado y guardado hasta su uso, se puede considerar esta última fase del proceso como el eslabón más débil de la cadena de esterilización.

MANIPULACIÓN

En el momento que se retira el material del esterilizador al exterior comienza la manipulación de los productos, y esta debe ser siempre la mínima imprescindible. Siempre que se manipule un envase que contenga un producto estéril:

– Las manos deben estar limpias y secas.

– Si se ha realizado antes alguna otra actividad se debe hacer un lavado de manos adecuado antes de manipular el envase.

– No se debe coger el envase que contenga un producto estéril con guantes que se han utilizado para otras actividades.

– Utilizar carros adecuados para su transporte siempre que el volumen lo requiera y nunca llevar los materiales pegados a la ropa de trabajo.

– La ropa de trabajo debe estar en óptimas condiciones de limpieza.

En el momento de la retirada del material de un esterilizador de vapor hay que tener en cuenta que la temperatura del local donde se almacena el material esterilizado debe ser de 20 ºC + 5ºC, y que cuando un esterilizador de vapor se abre al finalizar un ciclo, la temperatura del interior del esterilizador suele estar en unos 80 ºC. Si inmediatamente a la apertura del esterilizador sacamos el material esterilizado, el cambio brusco de temperatura en la superficie del envoltorio o del contenedor, puede hacer que se produzca una condensación que se va a transformar en humedad. En ese supuesto, es aconsejable esperar un tiempo (15 minutos) antes de comenzar a retirar el material. Si un envase convencional de un producto estéril se humedece deja de ser barrera bacteriana efectiva y por tanto ese producto pierde su condición de estéril.

TRANSPORTE

Se empieza a transportar el material en el momento en que se mueve desde el esterilizador a su primer lugar de almacenamiento o hasta su punto de uso si este es inmediato.

Se deben utilizar carros de fácil limpieza, de superficie lisa y preferiblemente de aluminio o de polímeros plásticos termorresistentes, pues acusan menos la diferencia de temperatura con los materiales, que los carros de acero inoxidable y por tanto la posibilidad de que se produzcan condensados es menor.

No se deben llevar directamente los materiales en la mano a las estanterías, a no ser que se disponga de un carro de descarga del esterilizador, que permita transportar el material a la zona de almacenamiento en el mismo rack en el que se ha esterilizado.

Es aconsejable tener carros asignados a cada unidad quirúrgica con el fin de colocar directamente el material correspondiente. Estos carros se destinarán a la sesión diaria, ajustando el material e instrumental a las cantidades previstas y ordenando, final de la sesión quirúrgica, el material sobrante, que debe ser el mínimo posible.

En función del recorrido que tenga que hacerse con los carros se podrán utilizar carros abiertos, protegidos o cerrados. Los carros se llevarán directamente desde la Unidad central de esterilización (UCE) a la unidad de destino, donde se almacenará el material en el lugar adecuado, excepto en unidades quirúrgicas, como ya se ha señalado.

VEHÍCULOS

La UCE, además de utilizar los envases adecuados y carros de transporte cerrados, debe disponer de un vehículo de transporte cuando da servicio a varios centros sanitarios. Este vehículo debe reunir una serie de características como son: una capacidad proporcionada al volumen de material a transportar; fácil acceso de los carros; superficie lisa del suelo para facilitar que se deslicen los carros sin movimientos bruscos del material; estabilidad; permitir la adecuada sujeción de los carros, impidiendo que se muevan o vuelquen en el trayecto; fácil limpieza.

El conductor será una persona que deberá ser adiestrada y capacitada para entender la importancia crucial de la tarea que está desempeñando.

ALMACENAMIENTO

Todo material estéril debe ser colocado en un lugar adecuado hasta el momento de ser utilizado. La vida útil del material estéril depende de las condiciones y características del lugar de almacenamiento y de las características del envase y el contenido, es decir la fecha de caducidad, siempre y cuando las condiciones de manipulación y transporte hayan sido también las correctas. La vida útil de un producto estéril estará ligada a la cantidad de agentes contaminantes a que haya sido expuesto después de ser esterilizado.

Las condiciones de almacenamiento deben ser las mismas cualquiera que sea la zona del hospital en que tenga lugar el mismo (central de esterilización; área quirúrgica; unidad de hospitalización; consulta externa; o el almacén general, en el caso de productos estériles procedentes del fabricante).

Los requisitos comunes a cualquier zona para que el almacenamiento seguro de material estéril es:

– Zona específica de almacenamiento de material estéril, de paredes lisas y fácil limpieza, separada de la correspondiente a otros materiales, fundamentalmente ropa sucia y basura.

– El acceso a la zona de almacenamiento de material estéril será restringido.

– El lugar de almacén estéril será suficientemente amplio en función de la cantidad de material que en ella se vaya a almacenar.

– Es aconsejable que los muebles tengan ruedas para poder retirarlos de las paredes para su limpieza.

– Las estanterías o armarios de almacenamiento de materiales estériles se elegirán en función de la rotación de los productos y de la accesibilidad del personal a la zona. Deben estar siempre en óptimas condiciones de orden y limpieza.

– Se utilizarán armarios cerrados cuando el material vaya a tener una rotación escasa o cuando el acceso de personal no sea restringido.

– Las estanterías abiertas deben ser de rejilla, para evitar concentración de polvo y condensación de humedad.

– Se pueden almacenar los materiales directamente sobre las baldas de estanterías o armarios o en cestos accesorios (paquetes de material estéril pequeños o de poca estabilidad, que puedan deslizarse y caer), dependiendo del tipo de envase y de la forma del contenido.

– En el caso de utilizar contenedores se deben almacenar de forma que se pueda identificar su contenido y controlar su caducidad. Se colocarán de tal forma que no se tenga que tocar el resto del material para coger el que se necesite. Deberán estar precintados para garantizar la integridad del envase.

– Los distintos materiales se colocarán ordenados por grupos homogéneos y en sentido vertical, siempre que sea posible.

– Siempre se colocará de forma que sea sencillo rotar su uso, en función de la fecha de caducidad indicada en el envase. Una etiqueta indicará qué tipo de material es y cuál es el primero que debe utilizarse.

– Los paquetes deben colocarse a una altura mínima de 25 cm del suelo y 40 cm del techo.

– Tendrá unas condiciones ambientales adecuadas de temperatura (18-24ºC) y humedad (45-60%), si bien es difícil que las condiciones ambientales influyen en la esterilidad de un producto de no ser extremas. El material estéril se colocará siempre lejos de fuentes de humedad o de calor.

– Todo envase debe ser inspeccionado para comprobar que cumple las exigencias de un producto estéril al ser colocado en el almacén y antes de su dispensación o uso.

Cuidado del material estéril

Share on facebook
COMPARTIR
Share on twitter
COMPARTIR
Share on linkedin
COMPARTIR
Share on email
COMPARTIR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *