ENTRADAS

>
entradas

Recepción y lavado esterilización

admin
recepcion material lavado

Hay factores externos al proceso de esterilización los cuales, deben ser realizados con suma precaución y cuidado, como el caso del traslado y logística de los materiales tratados, desde cómo se reciben en el centro de esterilización, hasta que son entregados de regreso a los centros de salud, esto teniendo en cuenta el uso vehículos adecuados, los cuales deben otorgar la seguridad necesaria para mantener los elementos médicos en óptimas condiciones.

Existen distintos métodos para la recepción y el traslado de materiales desde y hacia los Servicios de Esterilización. Los principios de la recepción y traslado de materiales están orientados a facilitar los procesos y asegurar la indemnidad de los materiales. Se debe contar con un sistema de registros que permita conocer y evaluar el tipo de materiales y los procesos a los cuales son sometidos, se recomienda clasificar el material de acuerdo a su complejidad y tipo.

Los sistemas de registro deben contemplar al menos los siguientes aspectos: Un inventario actualizado del material, clasificación del material según complejidad, tiempo requerido para el procesamiento de cada material, necesidades de recursos humanos, costo de esterilización del material, seguimiento desde su recepción hasta el punto de uso, vida útil del material, demanda versus utilización y evaluación de productos nuevos. Se recomienda la clasificación del material por tipo (de acuerdo a su complejidad) con el fin de determinar los tiempos requeridos para los procesos. Estos tiempos son variables en los establecimientos dependiendo del tipo de material y el equipamiento disponible.

Los procesos de lavado/descontaminación tienen como objetivo la remoción de la materia orgánica e inorgánica, con el fin de garantizar la esterilización y la seguridad del operador, asegurando su eficiencia, debiendo estar estandarizados y centralizados. Puede realizarse de manera manual o automática, prefiriendo los métodos automáticos, más seguros y eficientes.

El lavado automático se realiza a través de lavadoras descontaminadoras y lavadoras ultrasónicas. Los detergentes para el lavado del material deben asegurar la eliminación de la materia orgánica y no dañar el material. El agua para el lavado de materiales debe ser blanda debido a que las sales presentes en el agua dura, pueden deteriorar los materiales. Los métodos de lavado deben ser monitorizados, esto puede hacerse a través de métodos visuales o pruebas basadas en la detección de microorganismos. Los servicios de esterilización deben contar con un programa de manejo y cuidado del material que contemple funciones específicas a este respecto y capacitación continua del personal para estos efectos.

La limpieza y descontaminación es un paso importante en el procesamiento del material de uso médico. Si un artículo no es posible limpiarlo en forma apropiada, la esterilización no puede ser garantizada. El proceso de limpieza debe reducir, por arrastre, el número de microorganismos presentes en los artículos y eliminar completamente la materia orgánica e inorgánica, dado que los contaminantes orgánicos e inorgánicos interfieren con el proceso de esterilización, además que los cristales presentes en el agua dura entre otros el cloruro de sodio, protegen los microorganismos impidiendo su destrucción. Incluso por este fenómeno, los cristales tendrían mayor importancia que la materia orgánica en la esterilización por autoclave y calor seco. Por lo anterior es que se recomienda el enjuague del material con agua destilada.

El Servicio de Esterilización debe contar con el equipamiento necesario para procesar todos los instrumentos que están a su cargo. En la actualidad existe equipamiento automatizado que facilita estas funciones haciéndolo a su vez más efectivo. Además, el centro debe contar con suministro de agua potable en cantidad suficiente para sus requerimientos, agua caliente y agua fría. Estos requisitos son importantes debido a que la carga bacteriana biológica (“bioburden”) en los artículos de uso médico, pueden ser tratados bajo el proceso de lavado recomendado, pero, dependiendo del tipo de artículo y el área del organismo en la cual fue usada. Los instrumentos usados en cirugía general, después de ser usados en un paciente, tienen una carga bacteriana biológica en un rango entre 100 a 103 microorganismos por instrumento, en cambio en los colonoscopios se encuentra un rango de 107 a 1010, donde el tipo de suciedad de ambos instrumentos es muy diferente. Los instrumentos usados en cirugía general están principalmente contaminados con sangre, fluidos corporales, y tejido o hueso, en cambio los colonoscopios están principalmente contaminados con materia fecal. Estas diferencias en la carga bacteriana biológica y en el tipo de suciedad deben ser consideradas cuando se valida la eficiencia del lavado.

Recepción y distribución del material:

Existen en general tres métodos para recibir y distribuir material desde y hacia la Central de Esterilización:

  1. El material es retirado y distribuido por personal de la Central de Esterilización.
  2. El personal de los servicios canjea el material sucio por estéril en la Central de Esterilización.
  3. La Central de Esterilización distribuye el material estéril a los servicios y el personal traslada el material sucio a la central.

El traslado se puede realizar a través de montacargas, carros de transporte y huinchas transportadoras. Se debe hacer por separado y con distintos equipos, para el traslado del material sucio y el de material estéril.

  • Asegurar que los equipos estén completos.
  • No sobrecargar elementos livianos con elementos pesados.
  • Inmediatamente después del uso, el material debe enjuagarse con agua corriente para evitar que se seque y adhiera la materia orgánica.
  • El traslado del material sucio a la Central de Esterilización debe ser lo más precozmente posible
  • Se debe conservar la humedad durante el traslado. Esto puede lograrse envolviendo el material en paños húmedos o dejándolo sumergido en un recipiente con agua con o sin detergente.
  • El traslado debe realizarse en carros cerrados y en contenedores del tamaño adecuado.
  • Se debe proteger el material delicado. Esto puede hacerse por medio de la utilización de cajas con fondo siliconado.
  • Los equipos de transporte deben ser de acero inoxidable o polímeros que resistan carga pesada y no se deterioren por la humedad. Deben ser lavables, cerrados y fáciles de operar.
  • Vaciar los reservorios líquidos antes del traslado para evitar su derrame.
  • Asegurar válvulas, llaves o accesorios de equipos para evitar daños o pérdida de elementos.
  • Proteger filos y puntas de los instrumentos.

Ministerio de Salud de Chile (2001). Normas técnicas sobre esterilización y desinfección de elementos clínicos y

manual para su aplicación. Recuperado de: http://www.bibliotecaminsal.cl/

Recepción y lavado esterilización

Share on facebook
COMPARTIR
Share on twitter
COMPARTIR
Share on linkedin
COMPARTIR
Share on email
COMPARTIR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *